CORREAZOS Y CHANCLETAZOS

Si naciste en Colombia, debes estar familiarizado con estos dos términos: chancletazos y correazos. Así fue como criaron a nuestros tatarabuelos abuelos, padres, etc. Y así muy seguramente hemos criado o estas criando a tus hijos. Yo mi parte me considero afortunada porque fueron muy pocos los correazos o chancletazos que me gane, pero puedo aun recordar esos momentos con tristeza, no solo por mi sino también porque mis padres en el fondo sufrían mas que yo cuando lo hacían y a la final nada edificante sacamos. Solo episodios de dolor, rabia y tristeza quedaron en mi mente más que experiencias positivas para mi futuro. Esta practica violenta, desafortunadamente, aun continua arraigada en nuestra cultura., como herramienta para corregir comportamientos no deseados. Mi propósito con este tema, es despertar conciencia, y que nos detengamos a analizar si en realidad la violencia es un método educativo para nuestras familias, escoge en lugar de esto, respeto, paciencia, tiempo para escuchar, etc. De verdad piensas que tus hijas o hijos, aprenderán la lección con correazos y chancletazos, analiza como te sientes después de que lo haces, Imagina que siente una persona cuando alguien a quien ama, lo castiga con violencia. Demuestra amor cuando corriges, so corriges con amor y no con violencia, tu hijo entenderá la lección y a la vez entenderá que lo amas. Si colombiana, si estas leyendo este mensaje reflexiona, cada vez que tengas que corregir a alguien escoge Amor en lugar de Correazos y chancletazos.

Entradas más populares de este blog

EL FALSO CAMBIO VALIENTE (Futoji no henko)

EL AMOR SI BASTA....